1. A crowd of 4,000 to 5,000 persons, some carrying black panthers flags, staged a protest march and rally against the Detroit Police Stress unit, on Sept. 24, 1971 in Detroit. Richard Sheinwald, AP.

El mensaje perdura

Durante las décadas de los años 60 ‘s y 70’ s los movimientos sociales se extendieron por varios continentes manifestando la necesidad de generar cambios estructurales gubernamentales para proteger los derechos humanos alrededor del mundo, liderados por poblaciones afroamericanas, organizaciones pacifistas y estudiantiles que promovían causas plurales como: el Movimiento de los Derechos Civiles, el Movimiento Estudiantil de Tlatelolco, el Movimiento Afroamericano, el Movimiento Feminista, el Movimiento de Minorias Sexuales y el Movimiento Hippie, entre otros (Rios, 1998). Para 1965, la continuidad dela represión estatal, el desconocimiento y la violación de los derechos humanos de la población afroamericana en Estados Unidos generaron respuestas de varios sectores de la sociedad, especialmente de la población afroamericana que residía en el Condado de Lowdes, Estado de Alabama en Estados Unidos de América (EUA). En ese mismo año y región se fundó el Lowndes County Freedom Party (LCFO), también conocido como el partido de Libertad del Condado de Lowndes, un partido progresista conformado con el objetivo de incrementar la representación afroamericana en cargos públicos; hecho que se puede leer en el titular y artículo del periódico National Guardian del 5 de noviembre de 1966 titulado “Lowndes County: A key test for black power”. Un año después de su creación, este partido ya se hacía visible en las consultas políticas — como las que tendrían lugar el 9 de noviembre de 1966 en el condado — en lo que se denominó regionalmente como black power. Antecedente que marcó un indicio de cambio que posteriormente sería mundialmente reconocido también en las acciones del movimiento Black Panther Party for Self-Defense — en nuestro tiempo mayormente reconocido con la abreviación de Black Panther Party (BPP) — .

Black Panther Party (BPP) fue un partido afroamericano fundado el 15 de octubre de 1966 en Oakland, California por los activistas políticos Huey P. Newton y Bobby Seale. Este partido se originó como resultado del Movimiento de Derechos Civiles en EUA, un proceso que llevaba más de una década luchando a través de acciones realizadas por activistas de los derechos civiles como Martin Luther King, Jr (1929–1968), entre otros. El BPP buscaba reivindicar los derechos civiles y proteger la comunidad de la violencia policial y racial por medio de una estructura organizacional, programas sociales, acciones políticas y el uso de autodefensa civil. En este artículo quiero resaltar algunos de los factores claves que generan mayor recordación del activismo de Black Panther Party, ya que encontramos que gran parte del legado ideológico del partido tiene una característica particular: la dirección gráfica y comunicativa liderada por su Ministro de Cultura Emory Douglas (imagen 2).

Para iniciar, observemos la imagen 3 donde vemos el primer logo del BPP realizado por la feminista y activista de los DD.HH Dorothy Zellner en 1965, fue concebido inicialmente por la necesidad de adoptar un emblema como partido político y luego convertido rápidamente en un hito que ha sido plenamente identificado en el tiempo y el cual, establece la identidad de un movimiento nacional. Son varios los factores que fueron fuente de inspiración para la creación del logo como lo explica el medio Design Observer en el artículo The Women Behind the Black Panther Party Logo:

En un discurso pronunciado en la conferencia “El poder negro y sus desafíos” patrocinada por Estudiantes por una Sociedad Democrática (SDS) de 1966 en la U.C. Berkeley, dijo Carmichael, “Elegimos para el emblema una pantera negra, un hermoso animal negro que simboliza la fuerza y ​​la dignidad de los negros, un animal que nunca contraataca hasta que está contra la pared, no tiene nada más que hacer que defenderse. ¡Si!. Y cuando salta, no se detiene “. Así también, las tres mujeres detrás del símbolo, Dorothy Zellner, Ruth Howard y Lisa Lyons, quienes hasta ahora han tenido un papel incalculable en la creación de uno de los íconos más poderosos de autodefensa comunitaria y empoderamiento del siglo XX. (Cuching, 2018)

Desde el origen de la identidad del partido hasta sus diversas aplicaciones gráficas en carteles, periódicos, fotografías, botones, banderas, entre otros formatos, es evidente que ha trascendido su mensaje de forma clara declarando la reivindicación de las luchas de la población afroamericana en EUA. El poder de sus estrategias y sueños de cambio, así como las acciones se escalaron y dejaron un legado que ha sido catalizador de la acción colectiva en otros países.

En la imagen 4, vemos la carátula del volumen 6 del periódico The Black Panthers, el medio informativo de la organización que es mundialmente reconocido por su contenido y diseño editorial gracias al trabajo de Douglas y su equipo. La combinación del trazo, la paleta de color, el contraste entre blancos y negros, la tipografía y composición de cada pieza, constituían atributos visualmente impactantes para sus miles de lectoras y lectores, quienes podían encontrar, además de las especificaciones técnicas, mensajes claros que cuestionaban la sociedad desde lo individual hasta lo colectivo, reflexión que dio lugar a que Douglas encontrara la fuerte relación entre diseño, revolución y justicia.

La circulación del periódico finalmente subió a más de 200.000, convirtiéndolo en uno de los periódicos negros más populares de su época. En los años transcurridos desde la desaparición del partido, los carteles de Douglas han llegado a ser conocidos como artefactos icónicos de su época. (McKinley y Russonello, 2016).

Este impacto en la imagen, letra e información le permitieron al BPP romper las barreras de comunicación de la época y convertirse en un medio de reflexión y acción comunitario que reunía las exigencias más profundas de la sociedad, lo que permitía transitar de la lectura, la escucha y la observación a la práctica activista tanto individual como colectiva por medio del mensaje de cambio. Se podría decir que cronológicamente las acciones políticas del BPP simbolizaron el poder de un pensamiento llevado de lo local a lo global, como se puede evidenciar en la imagen 5, cuando John Carlos (a la derecha) y Tommie Smith (centro) realizaron el acto de levantar la mano llevando el mensaje del saludo del poder negro — black power salute — en el escenario de los juegos olímpicos de 1968 en México, un hecho que cambió sus vidas al expresar ese mensaje de resistencia de su comunidad al mundo y marcar un momento histórico del movimiento.

Cada uno de los mensajes manifestados en los movimientos ciudadanos han informado, denunciado y movilizado a sociedades que buscan la justicia dentro de gobiernos autoritarios, dictatoriales e incluso llamados “democráticos” donde estos, más allá de responder a las ciudadanías, han permitido el uso de diversos tipos de violencia, pasando por alto los derechos humanos y evitando el juzgamiento de sus acciones ante estamentos de justicia. Creando brechas aún mayores entre los gobiernos y las sociedades para consolidar Estados de impunidad como mecanismos de transición y muchas veces de olvido. Este escenario se ha replicado en diferentes contextos como el nuestro, donde en Latino América hemos visto que aunque muchas veces se pierde la esperanza en la verdad y la justicia, también hay momentos de cambio gracias a las movilizaciones sociales y la transición a estados democráticos que logran hacer responder gobiernos recordados por violentar los derechos humanos de sus sociedades, proceso nominado como “la cascada de justicia” (Sikkink, K, y Walling, C, 2008). Esta transformación lenta y difícil lleva consigo un mensaje claro de cambio, nos da una luz de esperanza que encontramos justo en los momentos en los que nos unimos por objetivos comunes, sintiendo cómo ese mensaje cobra fuerza y se materializa en nuestra sociedad.

Mientras escribo los artículos, siempre escucho música. Les comparto una de las canciones que escuché:

Bibliografía:

Lowndes County: A key test for black power. (5 de noviembre de 1966). National Guardian. Recuperado de http://content.wisconsinhistory.org/cdm/ref/collection/p15932coll2/id/65957

Cuching, L. (2 de enero de 2018). The Women Behind the Black Panther Party Logo. Hamden, EU: Design Observer. Recuperado de https://designobserver.com/feature/the-women-behind-the-black-panther-party-logo/39755

Rios, P. (1998). Los movimientos sociales de los años sesentas en Estados Unidos: un legado contradictorio. Revista Sociológica, 1(38), 14–17. Recuperado de https://www.redalyc.org/pdf/3050/305026670002.pdf

McKinley, A, y Russonello, G. (15 de octubre de 2016). Fifty Years Later, Black Panthers’ Art Still Resonates. The New York Times. Recuperado de https://www.nytimes.com/2016/10/16/arts/fifty-years-later-black-panthers-art-still-resonates.html

Material de consulta:

Nota de periódico National Guardian: http://content.wisconsinhistory.org/cdm/ref/collection/p15932coll2/id/65957

Folleto informativo Black Power:

http://content.wisconsinhistory.org/cdm/ref/collection/p15932coll2/id/35507

Y gracias por llegar hasta aquí :)

Si te gustó esta historia puedes apoyarme aplaudiendo el artículo, dejando un comentario, siguíendome en Medium o compartiendo el texto en los botones de abajo ↓

Diseñador & Gestor de proyectos. Opino sobre diseño e invito a debatir sobre el mismo. www.kevinfonseca.co

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store