1. Grabowska-Hawrylak’s iconic residential buildings, pictured here in 1982, were built between 1963 and 1969 in Wrocław’s Grunwaldzki Square. Ph: Chris Niedenthal

Formas abruptas, escalas monumentales, concreto y poca discreción, son algunas de las características fuertes y visibles del legado de la arquitectura de Yugoslavia; región que fue reconocida con este nombre desde el año 1929 hasta el 2003. Es el año 1982 en Polonia, el estilo de la arquitectura se conoce como el movimiento brutalista y pocos años atrás tuvo su mayor auge. Camino en la ciudad de Breslavia, en el Oeste de Polonia, a unos kilómetros de su reconocida plaza de mercado, pasando el río Óder se encuentra la plaza Grunwaldzki donde se observan los icónicos edificios residenciales “Manhattan” (imagen 1). Dentro del conjunto me rodea una escala de grises que cambian geométricamente debido a las formas de las edificaciones, sus figuras son confusas y es difícil diferenciarlos de los monumentos, tal vez ese es su objetivo. Cada lugar visitado genera emociones diferentes, es algo impresionante.

Si vamos a Bulgaria, es evidente el legado del movimiento y su influencia, que impera en la región occidental de la península balcánica desde la segunda guerra mundial (1939–1945), hecho conocido como la reconstrucción post — guerra en la Unión Soviética. Durante aquella época también se desarrolló el movimiento Moderno, entre 1930 y 1960, evidente en la arquitectura dentro de países como Inglaterra y orientado por los pioneros: Le Corbusier y Walter Gropius. Tanto en Kazajistán, Rusia como en Serbia, la manifestación emergente en el estilo brutalista también devela la diversidad, complejidad e idealismo que caracterizó el contexto político de Yugoslavia entre 1948 y 1980, durante la Guerra Fría. En cada lugar, observando con detalle y leyendo la historia de ese territorio, encontramos que el brutalismo fue influenciado ideológicamente por el socialismo dado que se concibió su utilidad política como una postura crítica a las formas establecidas por el neoliberalismo contemporáneo en la arquitectura urbana. Pero, ¿Quiénes materializaron el movimiento? Su reconocimiento se fundamentó gracias al trabajo liderado por arquitectas y arquitectos como: Svetlana Kana Radević (Montenegro), Bogdan Bogdanović (Serbia), Milica Šterić (Serbia) y Juraj Neidhardt (Croacia), entre otros.

Ph: Jan Kempenaers / Spomenik Project a photographic series of various monuments ands sculptures builts in the 1960s and 1970s in Yugoslavia were captured during 2006 — 2009.

Actualmente el paisaje en la región que se reconoció como Yugoslavia mantiene el legado del movimiento brutalista a través de edificaciones y monumentos que relatan la historia de una forma que trasciende lo visual, su significado varía pero tiene como finalidad la generación de memoria sobre hechos de violencia, guerra y no repetición como es el caso del monumento Makedonium, ubicado en kruševo (Macedonia). El monumento se diseñó como un acto para conmemorar la Revuelta de Ilinden en 1903, una revolución que buscaba la libertad y autonomía de Macedonia durante el régimen del imperio Otomano. Estos objetos y sus significados materializan la memoria viva del territorio Yugoslavo.

Diseñador & Gestor de proyectos. Opino sobre diseño e invito a debatir sobre el mismo. www.kevinfonseca.co

Diseñador & Gestor de proyectos. Opino sobre diseño e invito a debatir sobre el mismo. www.kevinfonseca.co